sábado, 3 de diciembre de 2016

Miradas


Sonoridades del Camino de Sant Jaume: campanas de estaciones, de iglesias, trinos, escolanías..., silencio

Cruce de trenes en San Feliu de Pallarols.
https://www.youtube.com/watch?v=iNm2yAJvSvE
   Desaparecieron de mi memoria los sonidos de la campana de estación. Se disipa en mis pupilas el último vapor de la locomotora  traqueteando sobre los desgastados y estrechos raíles. También se marchó aquella sensación ante lo incógnito al mirar por la ventanilla recostado sobre los asientos de madera luego revestidos de escai. Ya no quedan esparcidos restos de cenizas de carbón, ni las carcomidas traviesas del viejo tren de Olot-Gerona.
   Hoy es un sendero de tierra pisada con nervios hechos de rodaduras de bicicleta y huella de bota de peregrino del Camino de Sant Jaume que partió de la frontera con Francia, o del monasterio de Sant Pere de Rodes. Es un pasillo en la roca con diminutos arcos que saltan laderas (antes llevaban aguas a los regadíos de las masías). Nos cruzan rostros de color pedaleando sobre bicicletas oxidadas volviendo del trabajo, alegres, desenvueltos, con la camiseta del barça sudada. En los márgenes, campos inmensos de frutales. Pájaros que trinan al tintineo de la vieira sobre mi mochila. Hay niños jugando en los toboganes de antiguas estaciones, ahora parques o centros de interpretación.
   La noche me sobrecoge en Sant Feliu de Pallerols. A la altura del puente está Pescalluna, “El Niño que quiso pescar la luna”. Llegan las risas del grupo de María que vive su despedida de soltera. En su juguetona gimkana está escrito que yo le "declare" mi Amor. Creo que ella guarda en su corazón a Pescalluna
   Vuelvo despacio hacia la pensión de Antoni. Delante de la cruz de la iglesia, que recuerda a todos los caídos en la guerra maldita del "36", lanzo mi mirada a la sierra, regazo de quienes intentaron salvarse de la cárcel y la granada. Corre el viento, y las estrellas están más cerca. A la mesa con un vino de su cosecha mi "hospitalero" trae la memoria colectiva de San Feliu que sus tatarabuelos fueron recreando desde 1860
El líder anarquista
Buenaventura Durruti.
   Estas paredes se impregnaron del sudor del líder anarquista Buenaventura Durruti que ataba con cadenas a los soldados que querían abandonar el frente y huir a Francia ante el avance de los nacionales. El abuelo de Antoni volaba puentes (huele a pólvora mojada la calle, ha habido fiestas). Muchos de aquellos milicianos dejaron sellados sus nombres o besos para mujer e hijos, horadando la piel de un árbol milenario con navajas y cuchillos que luego debieron tirar al desfiladero. No imaginaban los campos de “concentración” del otro lado. Ni volver la mirada hacia su República enterrada. El árbol murió o lo cortaron de raíz los facciosos. 
   Al día siguiente, después de comer pan tierno en Rupit, fuera de la ruta, será la escarcha sobre mi saco en la ermita de Santa Magdalena quien moje mi memoria recordando al taxista que contaba con sorna de aquel cura que se subía fácilmente las faldas. Luego L’Esquirol, maldito nombre que recuerda aquellos trabajadores que sustituyen a otros en las huelgas. Pero me aclaran que viene de "ardilla", de la vieja Santa María de Corcó. Hoy es miembro de los pueblos de la alianza de municipios separatistas (Associació de Municipis per la Independència, AMI). Se ha puesto la barretina. En la calle no se nota la "guerra" de los porcentajes entre el gobierno central y el catalán sobre quienes desean abandonar España, lo tienen claro. 
https://www.youtube.com/watch?v=57UemLMGvvQ
https://www.youtube.com/watch?v=Bd6wYjLbqG8
   En la bajada hacia Manresa, granjas de cerdos, y el camino hacia el matadero. Guarridos y gruñidos que me llevan a pensar en el verdadero sufrimiento humano, cuando la conciencia aparece. ¿Aquellos no tendrán un lenguaje que avise a sus congéneres para rebelarse? Bajo mi capucha enfundo los auriculares con Lluis Llach y sus "Campanades a mort". Y siento rabia y asco de cómo desde cualquier bando se pudo reprimir a sus propios hermanos , como si fueran estos cerdos, en la repugnante y bárbara guerra civil.
Yerko con su lira.
https://sites.google.com/site/yerkoinfo/
   Ya en Manresa sobre las paredes de su catedral el grupo Yerko Fuenzalida Lorca pone poesía a las cuerdas de una Kora africana, o con la Lira Tartésica. Yo quiero ser enterrado con los ecos destilados por Yerko de los epitafios de aquella estela del siglo II. Sonidos encontrados en el Camino. 
   Cuando la vista se marcha al otro lado de la muralla se divisa la iglesia de la gruta donde Ignacio de Loyola, Íñigo López de Recalde, recuerdo su, "abrir los ojos al entendimiento". Tanto que fue preso en Alcalá por sus ideas. Ahora un par de árabes suben la cuesta con su túnica blanca y barba. En la pared un “si quieres ver el arco iris, deberás soportar la lluvia”. Seguidores de Loyola, como Juan de Mairena ya no soportaron la tormenta cuando antes de terminar el siglo XVI destapó la caja de los truenos con los "Regicidios", y me estremece pensar que esa época no esté muy lejos. Algunos seres, en ciertos puntos del planeta se lo están pensando con sus regidores, reyes o no. No pueden más.
   También estoy cansado. No sé si de vivir así, huero, de buscar aquello que no existe. Vago con la determinación de acabar con mis huesos bajo la tierra fértil del ábside de un monasterio, junto al humus de la tierra de aquellos monjes anónimos, cistercienses que asumieron su jerarquía porque se entregó a ellos. Mis pasos lentos, agotados, me elevan a la escarpada Abadía de Montserrat donde me esperan los Benedictinos.
https://www.youtube.com/watch?v=0N9Dq5ciFsY
   Amanece. El sol se asoma a la torre donde las campanas llaman a Laudes. Metal en las sienes, tiembla el estómago. 
Monjes de Montserrat en 2014.
"Volem votar" sobre el proceso
de independencia de Cataluña.
   El rector es joven. Asume la historia de sus antecesores que en pleno franquismo, en los cuarenta, cantaron la misa en catalán. Sabe que son marca política de Cataluña. También acogieron a reyes y familias acaudaladas que adornaron la basílica hasta repletarla de joyas y ornamentos. La moreneta es rica en ropajes y capillas. Estos años varios monjes fueron enviados a otros centros de la Orden por sus orientaciones políticas o sexuales. Al verlos bajo el altar siguen siendo el enigma patrón de una convivencia humana e intensa, ahondando en su fin acercarse a la sabiduría... 
www.revistamusical.cat.
https://www.youtube.com/
watch?v=7-Fkh3mUqWY
   Al mediodía su Escolanía y el “Virulai”. Voces armoniosas, niños que estudian con celo y cuidado sus voces virtuosas, el canto y las humanidades. Van como los de su edad luego en el tren cremallera a la piscina de Monistrol. 
   Cuando caemos al vacío para volver a la ruta, en la penumbra de las arterias del monte, Pau Casals y su chelo deslumbran surgen del arco de Georges, y de sus 76 años, muchos como solista en las más importantes orquestas de Europa. Es además luthier. No le agradan los turistas asiáticos que sólo le bombardean con fotos. Sonríe cuando alguien se sienta a su lado y escucha.

   Es finales de agosto y el calor arrebata el aliento. Al final vuelvo al mismo sitio, como en los versos del poema de Paco Álvarez, Aunque solo sea uno. Quiero volvérselos a escuchar a nuestro entrañable, genial en lo humano y artístico, Luis Eduardo Aute: "... como espiral regreso siempre al mismo punto./De vuelta en un mundo/que inventé para estar contigo".
https://www.youtube.com/
watch?v=an6AQAjGIng

   Para estar al lado de ti, Luis, y escucharte de nuevo, merece la pena volver. 
   Un abrazo, amigo.